ArtículosCulturaGéneroSalud

Si de la menstruación se habla poco… de la menopausia menos

¿Recuerdas quién o en dónde te hablaron por primera vez de la menstruación? Ahora recuerdas ¿quién o dónde te hablaron por primera vez de la menopausia? Esta información durante mucho tiempo fue cosa exclusiva de y para mujeres. Sin embargo, ambos temas deben ser un asunto de pleno conocimiento de ambos sexos, y más ahora que cada vez más se va matizando sobre las diferencias de género.

De acuerdo con la UNESCO, sólo el 5% de la población mundial sabe que es la menstruación, y si esto es así ¿qué porcentaje sabrá sobre lo que es la menopausia? cuando en realidad ambas son parte del mismo ciclo, donde la menstruación es el inicio y la menopausia el final, pero aún así la exposición sobre este proceso no viene acompañada de estos dos sucesos.

Supongamos que se empieza a menstruar a los 11 años, y la menopausia empieza hacer su aparición a los 50, eso quiere decir que durante 468 meses inició y culminó un periodo menstrual que duró entre 3 y 5 días mensuales cada vez que ocurría, lo que en promedio indica que se menstruó 1,872 días, si se suman en años fueron 5.12, por lo que el final de esta etapa de la vida de la mujer, y si a ello le agregamos que por cada día se pudo haber utilizado 3 toallas higiénicas, nos da un total de 5,612, lo que si se multiplica por el número de mujeres que menstruantes que hay en el mundo, no sólo se trata de las mujeres, también de la sustentabilidad y sostenibilidad del planeta.

El estándar de la fisiología femenina indica que la menstruación inicia en promedio entre los 10 y 11 años, y culmina alrededor de los 48 y 52. No obstante, el ciclo se puede adelantar o retrasar entre uno y cinco años, ello depende en mucho, de las características genéticas de cada mujer.

Al igual que en la menstruación la menopausia pasa por una serie de etapas, mientras en la menstruación es: folicular (antes de la liberación del óvulo), ovulatoria (liberación del huevo) y lútea (después de la liberación del óvulo), en el caso de la menopausia son: premenopausia, perimenopausia, menopausia y posmenopausia.

Con el paso del tiempo tanto hombres como mujeres se nos va desgastando el cuerpo y vamos perdiendo energía y requerimos de nutrir a nuestro cuerpo de manera externa lo que ya no tan fácil producimos, y sin duda la menopausia es parte de estos cambios, pero no porque se medique para aminorar sus molestias, quiere decir que las mujeres estén enfermas simplemente se van transitando por la vida.

Un dato relevante sobre este proceso es que las hembras humanas son la única especie que sobrevive a la menopausia, las hembras de otras especies que cohabitan el planeta, no pasan por esta, ya que mueren en edad reproductiva.

Para sobrellevar los cambios consecuentes de la menopausia, habrá que cambiar de hábitos alimenticios, y ejercitarse, pero sobre todo, en cuanto aparezcan los primeros indicios ir al especialista en ginecología para recibir las recomendaciones y tratamiento adecuados.

Es importante hablar y reflexionar con las infancias y las adolescencias, sin importar el sexo, sobre estos temas, para ir venciendo los tabúes que los rodean, y aprendan desde pequeños que son procesos naturales de la vida, y que mientras mejor los comprendan se abonará en su autocuidado físico y emocional.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *