Bravissimo por la Orquesta Infantil y Juvenil del Ayuntamiento de Mérida

Sin duda todos los eventos que se han presentado en el Mérida Fest son de gran valía cultural y artística para la ciudad, pero uno en particular tenemos que aplaudir como focas, porque no sólo se trata de cultura y arte, sino de abonar decididamente a la reconstrucción de la paz en el tejido social , se trata de la nueva Orquesta Infantil y Juvenil del Ayuntamiento de Mérida.

Años atrás, la Fundación Azteca de Ricardo Salinas Pliego a cargo de Ernesto Moctezuma, hoy embajador de México en Estados Unidos y ex Secretario de Educación Pública, crearon el sistema de orquestas infantiles y juveniles, proyecto que se llevó Moctezuma a la SEP, y que desafortunadamente no dio los resultados que cuando las mantenía la Fundación.

Sin embargo, ello no le resta la importancia a este tipo de iniciativas, mientras ocurran estas orquestas, se abre una enorme posibilidad de alejar a los niños y jóvenes de adicciones, malas compañías o el crimen organizado; a cambio de centrarse y concentrarse en una actividad que les dignifique el alma, actúen en conjunto y saquen un proyecto musical que endulce los oídos de quienes los escuchen interpretar a Minuet, Cannon, o el Danzón Itzá, tal y como sucedió en el primer concierto de esta orquesta, bajo la batuta de la maestra Malú Farías en el patio central del Centro Cultural Olimpo.

Cuando se congregan este tipo de orquestas se avanza en la pedagogía musical, la educación emocional, el trabajo en equipo, el liderazgo, la disciplina de los niños y jóvenes. Se les da oportunidad a músicos profesionales de dirigir orquestas.

Ojalá se creen orquestas de este tipo en todo Yucatán, son necesarias y urgentes, porque la música sana todo.

Foto de portada: Tomada de Yucatán Informa.

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado