Servir gasolina es un trabajo de concentración y riesgo: Diana Ricardo May, despachadora

En Vive Mérida te queremos contar como Diana Ricardo May, una chica de 19 años tomó la decisión de convertirse en despachadora de una estación de gasolina y sobre los riesgos que ello implica, con la intención de valorar el trabajo de aquellos que sirven el combustible cuando el tanque nos indica que esta esté a por acabar, se va emprender un viaje o porque se gusta tener el tanque lleno.

Ahora, imagina estar 8 horas todos los 7 días parada o parado, y más con las temperaturas que hoy se registran, despachando gasolina, revisando niveles del auto (aceite, anticongelante, aire en las llantas), limpiando parabrisas, y con un uniforme que si bien protege ciertamente es sofocante, y tienes que tener buena actitud y estar atento a no perder la cuenta del combustible que vendes diariamente que es un monto que va entre los 25 y 50 mil pesos diarios, dependiendo del día y la ubicación de la gasolinera.

Todo ello nos los revela Diana, que con sus 19 años ya lleva trabajando como despachadora de gasolina un año y medio, y quien tuvo que pausar sus estudios para trabajar y ahorrar y seguir con ellos, pues nos dice que le gustaría acabar su preparatoria y estudiar gastronomía, y que de todos los trabajos que había encontrado, este fue uno de los mejores pagados y con prestaciones, de lo cual nos cuenta:

Es un trabajo que requiere de mucha concentración porque manejamos dinero en efectivo y pagos con tarjeta, además yo trabajo en una estación al norte de la ciudad, donde llegan Mercedes y BMW, hay que tener mucho cuidado de no rayarlos, y además hay que despacharlos rápido, porque si no la gente se desespera.

DR

Manejar las mangueras para despachar la gasolina, calibrar llantas, checar niveles pareciera un trabajo sencillo, pero no lo es, para ello es necesario capacitarse.

Nos capacitamos entre los propios despachadores, en ese sentido ha tenido suerte porque los compañeros siempre estuvieron dispuestos a apoyar.

En general hay un buen ambiente de trabajo, nos echamos la mano si llega alguien a tu bomba, y estas en el baño o estas comiendo.

DR

Riesgos

Como sabemos los combustibles son altamente flamables lo que hace del trabajo de despachador de gasolina un trabajo de alta peligrosidad.

¡Claro que he cometido descuidos! Una vez deje una manguera puesta y se arrancó el auto, se safo la manguera y se tuvieron que parar todas bombas, y para colmo había mucha gente; por ejemplol también, el diesel es muy resbaloso entonces hay que tener cuidado.

El riesgo más grande que ve Diana en su trabajo es que no lo cuadren las cuentas, y por descuido quedar a deber, eso realmente le provoca estrés nos comenta.

Entre damas y caballeros

Se puede decir que no hace mucho tiempo las mujeres empezaron a ser despachadoras de gasolina, y un dato que nos revela Diana, es que por lo general las mujeres no confían en ser despachadas por una mujer, siempre las cuestionan de si de verdad saben lo que están haciendo, y que por lo general les piden que llamen a un hombre para que las atiendan.

En cambio los hombres, nos comenta Diana, suelen ser más amables con nosotras, aunque se registran incidentes también con ellos, es en menor incidencia que con las mujeres.

Más que la propina

Diana dice que obtiene buenas propinas, lo que hace muy rentable su trabajo, y a la vez nos revela que no todos los despachadores son honestos y que se juegan su trabajo, quizás por cantidades que ni valen la pena.

Nos comenta que si un gerente de estación decide cobrar piso a sus despachadores, el despachador tiene que robar, ya sea vendiendo notas o no contabilizando los vales, también al no bajar bien la leva (palanca donde posa la manguera y con la cual se para o sigue el flujo de gasolina) el despachador no la baja completamente para parar el flujo de combustible, mete la manguera en el siguiente auto y ahí se va una ganancia en comisiones al plantarle unos litros de más al auto, antes de poner la bomba en ceros.

También, agrega Diana, que por la prisa cotidiana o la distracción de los conductores algunos se van sin pagar o se les cobra de más.

Ser despachador de gasolina no es fácil, por ello merecen toda nuestra consideración y respeto, ellos al igual que los clientes, pueden tener un mal día a lo que se suma unas condiciones climatológicas adversas, pero sobre todo su trabajo es de alta peligrosidad porque ello implica, entre otras cosas:

Exposición a productos químicos: Los trabajadores de gasolineras están expuestos a una variedad de productos químicos, como gasolina, diésel y productos de limpieza, que pueden ser tóxicos si se inhalan o entran en contacto con la piel.

Accidentes automovilísticos: Los trabajadores de gasolineras pueden estar expuestos a accidentes automovilísticos mientras trabajan en la estación de servicio, ya sea mientras atienden a los clientes en las bombas de gasolina o mientras realizan tareas de mantenimiento en el área de servicio.

Incendios y explosiones: Debido a la naturaleza inflamable de los combustibles que se manejan, existe el riesgo de incendios y explosiones en una gasolinera, especialmente durante la manipulación de la gasolina y el diésel.

Robos y violencia: Las gasolineras pueden ser blancos de robos y actos de violencia, lo que puede poner en peligro la seguridad de los empleados que trabajan en el lugar.

Contacto con vapores tóxicos: La inhalación de vapores de gasolina y diésel puede provocar problemas respiratorios y otros efectos adversos para la salud a largo plazo.

Estrés físico y mental: El trabajo en una gasolinera puede ser físicamente exigente, especialmente durante períodos de alto tráfico, y también puede implicar lidiar con clientes difíciles o situaciones estresantes, lo que puede tener un impacto en la salud mental de los trabajadores.

En México más de 350 mil trabajadores que laboran en gasolineras como despachadores viven en condiciones laborales deplorables, pues nueve de cada 10 no perciben un sueldo, no cuentan con seguridad social y quienes son remunerados no alcanzan ni el salario mínimo y además son objeto de abusos de los empresarios del sector de estaciones de servicio.

LA JORNADA “Nueve de cada 10 despachadores de gasolina, sin salario ni seguridad social” 17.12.2023

ENTRADAS RELACIONADAS