Les había contado en el artículo anterior  el caso de tres mujeres trabajadoras, que viven y trabajan en distintos puntos de la ciudad de Mérida y el cómo sus rutinas les lleva a desear por necesidad y no por lujo el obtener un vehículo como solución al desgaste físico y tiempo invertido en espera y movilización a través del transporte público.

En esta segunda parte deseo poner a su disposición información que pretende hacer ver o por lo menos hacer reflexionar sobre por qué soluciones individuales afectan al colectivo cuando las autoridades y tomadores de decisiones privados no asumen un rol  protagónico y visionario.  

Cuando señalé que la administración en el diseño y zonificación de las ciudades juegan un papel importante es porque ya existe una propuesta que se ha puesto en práctica en Paris, Seúl y Cleveland, se trata de “La Ciudad 15 minutos”, su creador, Carlos Moreno, urbanista colombiano y profesor en la Universidad Panthéon-Sorbonne de Paris, en noviembre de 2023 declaró para  la BBC Mundo, que son muchas las ciudades que han crecido sin planificación olvidando la importancia de la calidad de vida:

(…) Como todo el mundo parte y regresa de sus hogares a la misma hora, se impuso la norma de tener que desplazarse grandes distancias y usar masivamente el transporte colectivo durante las horas pico, lo que consume lo esencial del tiempo libre, hasta dos y tres horas cotidianas, y atenta contra la calidad de vida. O peor aún, utilizando un automóvil individual abarrotando las autopistas y convirtiéndose en un arma de polución urbana.

CM

¿Qué es una ciudad 15 minutos?

Es aquella donde se reorganiza la zonificación y permite lo que Moreno ha llamado la “la proximidad feliz” es decir, que las personas pueda llegar a pie o bicicleta al un parque, empleo, tiendas, hogar en un rango de quince minutos, reduciendo las emisiones de carbono, revitalizando los vecindarios y el comercio local.

¿Qué opinan? ¿Ven reflejada a Mérida?, “Ciudades 15 minutos” no es perfecta ni la única opción, quizás  Yucatán encuentre su propio diseño urbano; lo que sí es importante señalar es que si no se toman medidas más drásticas buscando sincerar las distancias y flujos de movilidad masiva para disminuir el  impacto contaminante y sumar una movilidad digna, segura  e incluyente no será suficiente un moderno  transporte público sostenible,  porque ante lo expuesto, la sostenibilidad del servicio será tan sólo un saludo a la bandera ante el aumento del parque automotor unipersonal.  

Si, amigas, amigos,  la solución al caos que representa en sus vidas movilizarse para realizar tareas cotidianas y que les hace desear un auto, requiere una solución a largo plazo y un toque de determinación personal para evaluar sus prioridades, dinámicas y hábitos.  La intervención ciudadana para solventar este tipo de retos, requiere tiempo, dedicación,  compromiso, arraigo, sentirse identificado con el entorno y accionar.  ¿Cómo hacerlo? Una de las herramientas es  manteniéndonos informados y educarnos; Es propicio presentarles un taller gratuito y en línea que realiza la ONG Misión CERO que tiene como público meta: población general, especialmente líderes sociales, tomadores de decisiones e iniciativas privadas. Accede gratis al curso “Agente Cero” aquí.

Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en lo que es y será Mérida, y así,  juntos reinventar la movilidad por una mejor calidad de vida.  

Mayerling Vera Merlo. Graduada en publicidad y mercadeo. Más de trece años como activista en materia de seguridad vial y DDHH. Reportera ciudadana – con experiencia en medios alternativos comunitarios de Venezuela. Escritora creativa. Amante y defensora de este hogar llamado planeta tierra.

ENLACES RELACIONADOS

10% de descuento a los miembros del
Club del Ciudadano Informado
2×1 en cursos a los miembros del
Club del Ciudadano Informado
10% de descuento a los miembros del
Club del Ciudadano Informado