Artículos

Las valiosas lecciones que deja el Pinnochio de Del Toro

Este viernes 9 de diciembre se estrenó en Netflix la película Pinnochio en la versión del cineasta, escritor y productor mexicano Guillermo del Toro, aunque ya se está proyectando en algunos cines.

Esta versión promete dejar un gran sabor de boca al público ya que Del Toro buscó darle un giro a la esencia de la historia que escribió el italiano Carlo Collodi hace 139 años.

En la película, de la cual no haremos spoiler, hay algunos puntos importantes a los cuales hay que ponerles atención, ya que la forma en que se manejan puede dejarnos algunas enseñanzas.

Cómo vivir el duelo. Tanto al principio como al final de la película, Del Toro nos muestra dos escenarios sobre cómo enfrentar la pérdida de un ser amado. Si bien es cierto que el contexto en ambas situaciones es distinto, el mensaje final es el mismo: es válido sentirse triste por la pérdida de alguien, pero la vida sigue y debemos quedarnos con lo mejor que nuestros seres queridos nos dieron en vida.

Amar con imperfecciones. A veces cuando estamos en pareja o en nuestra familia se nos limita nuestra forma de ser: que si somos muy alegres, que si somos muy festivos, y hay que dejar de serlo para “encajar”. Lo mismo ocurre en la relación de Geppetto y Pinnochio. El carpintero está acostumbrado a lo que tuvo antes y el muñeco de madera es un “raro” en un mundo hostil, monótono, en el que todos son títeres.

Al mostrarse como es (curiosa, juguetona, rebelde), la marioneta viviente llega a ser molesta para el anciano, quien incluso en un momento dado es ofensivo con ésta sin ver lo que tiene de especial (sobre todo por ser un objeto de madera) y que lo quiere por sobre todas las cosas.

No todo es lo que aparenta. Hay dos personajes secundarios que tienen un papel importante en la travesía de Pinnochio. Ambos se muestran como seres fríos, de carácter fuerte, pero tienen una historia con oscuros. En primera instancia, la percepción de ambos hacia la marioneta es negativa, pero después se transforma en positiva.

Durante su andar, la marioneta es tan consciente de su vida que va aprendiendo lo más que puede para adaptarse a ella (y en esa travesía llega a desafiar a la muerte) y adquiere conocimientos, los cuales más adelante permea hacia los que después se convierten en sus amigos.

Valorar y vivir nuestra vida. En un momento dado, Pinnochio tiene un encuentro con la muerte. Después de una breve charla, la marioneta viviente es ilustrada sobre qué le sucederá a ella y a los que están a su alrededor con el paso del tiempo. Pero como no está consciente todavía del planteamiento que se le hizo, cree que tendrá miles de oportunidades para disfrutar la vida.

Sin embargo, Pinnochio comprenderá el verdadero significado de “la vida” hasta que ocurre un hecho que lo marca con un antes y un después para él y los seres que ama.

La película fue premiada por el Círculo de Críticos de Cine de Atlanta como Mejor Película Animada, y en distintos sitios especializados de cine la cinta cuenta con una buena aprobación por parte de los críticos y de la audiencia.

Nota publicada en UNAM Global / Pepe Herrera

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *