¿Cómo está el sur en inclusión financiera?

2 de junio de 2022

Hasta hace tres meses el municipio de Sotuta, Yucatán contó por primera vez con un cajero automático y tenía una sucursal del Banco del Bienestar aún sin estrenar, lo que es una muestra en pleno siglo XXI de cómo andamos en inclusión financiera en nuestro estado.

El INEGI (Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática) junto con la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) recientemente publicaron los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENEFI, 2021), la cual se levanta cada tres años desde 2012, y que define como:

 “Acceso y uso de servicios financieros formales bajo una regulación apropiada que garantice esquemas de protección al consumidor y promueva la educación financiera”

ENIF 2021

En resúmen cuántos mexicanos utilizamos servicios financieros, cuáles utilizamos, cómo los utilizamos, y qué seguridad tenemos al usarlos, y los datos que nos arrojo son interesantes:

La encuesta fue aplicada a 13 mil 554 personas que fue la muestra que definió el INEGI para representar a lo 90 millones 328 mil 320 mexicanos de 18 años en adelante, esto es: la encuesta se aplicó al 0.015 de la población que cuenta con las credenciales suficientes para adquirir un servicio financiero sea: cuenta de ahorro, tarjeta de crédito, préstamo, afore, seguros o inversión entre otros, y algunos datos van como siguen:

El 67.8 % de los encuestados declararon tener contratado al menos un servicio financiero.

  • Ee el porcentaje más bajo, en relación a las dos aplicaciones anteriores de la encuesta donde se registró 68.3% en 2018 y 68.4 % en 2015. Una de las razones sin duda puede ser los estragos de la pandemia, otra la falta de confianza en las instituciones financieras; por ejemplo: hay aseguradoras que en sus productos de gastos médicos, ponían muchas trabas para rembolsar o cubrir los gastos por enfermos de Covid o la pólizas excluían la cobertura de tratamiento a causa de epidemias.

74.2% de los hombres encuestados cuenta con un servicio financiero, en relación al 62% de las mujeres

  • Por sexo, las mujeres están atrás por 12.4 puntos porcentuales en relación a los hombres en la tenencia de un producto financiero.

En los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y Campeche sólo el 60% de los encuestados declararon tener algún producto financiero contratado.

  • A diferencia de los registros de 2018, la región sur, compuesta por estados mencionados, fue la única que bajó su porcentaje de inclusión financiera con respecto a los otras regiones del país, quienes de menos para la encuesta 2021 registraron un punto porcentual arriba, en relación a la ENIF 2018.
  • Sobre los productos financieros contratados por estas entidades: el más socorrido fue la cuenta de ahorro con un 42.3%, y el menor los seguros con el 16.4 %. Cabe mencionar que la adquisición de este tipo de productos bajo 7.5 puntos porcentuales en comparación a la encuesta del 2018.
  • En contraposición al dato anterior la zona subió 1.2 puntos porcentuales en la contratación de una afore.

Otros datos generales relevantes

De acuerdo con la ENIF 2021, los años de escolaridad de los usuarios de servicios financieros determinan la forma cómo son aprovechados, así se tiene qué:

  • El 57% de los encuestados que manifestaron tener estudios de licenciatura o más son quienes hacen transferencias electrónicas o pagan con tarjetas, mientras los que cuentan con primaria o declararon no tener escolaridad o primaria solamente el 8% hacen este tipo de transacciones.
  • Cabe destacar que 3 de cada 10 encuestados declararon no utilizar tarjetas de débito porque prefieren pagar en efectivo.
  • Un dato que llama la atención es la falta de capacidad de ahorro que tienen los mexicanos, si bien es cierto que la ENIF 2021 reporta que se aumentó 3 puntos porcentuales en comparación a la ENIF 2018, lo que reveló el estudio es que sólo el 35% de los mexicanos ahorra, y aquellos que ahorran persiste la preferencia de ahorrar fuera del banco, ya que el 54% de los ahorradores prefiere hacerlo de manera informal como en una tanda.
  • Dato que enciende alertas, cuando la misma encuesta revela que el 73% de los encuestados que manifestaron tener más de 60 años, dicen que se sostienen con apoyos del gobierno.
  • Con respecto a la tenencia de un Afore, en el sur del país (donde se incluye Yucatán) está aumentó 1.2 por ciento, lo cual significa también, que en la zona se han aperturado oportunidades laborales formales.

Para la edición de la ENIF 2021, el instrumento incluyó, por primera vez, a hablantes de una lengua indígena, lo que es un dato relevante para Yucatán, si se piensa que el estado alberga 525,092 personas mayores de 3 años de edad que hablan alguna lengua indígena, de acuerdo también con el propio INEGI, y al respecto, sin ser datos precisos del estado, pero si ser información que nos acerque al tema, se obtuvieron los siguientes resultados.

Como se ha apreciado en la información obtenida por la ENFI 2021, y que dicho sea de paso falta mucho por ver y analizar. Sin embargo, puede bastar esta muestra para darse una idea de cómo andamos los mexicanos en este tema en general y en el sur en particular, y lo que falta por hacer.

Finalmente, cabe mencionar que la información que nos da el ENFI es fundamental para entender cómo llevamos los mexicanos el manejo de nuestro dinero y cómo estamos previendo el futuro con él, pues no se puede soslayar que estas prácticas definen políticas financieras y públicas, lo cual, no es cosa menor.