¿Trabajas como conductor o repartidor de plataformas digitales? Atento con la Reforma Laboral

Las condiciones laborales de aquellos que trabajan mediante plataformas digitales ya sea como conductores o repartidores, todavía están lejos de ser favorables para los trabajadores, quienes estas aplicaciones les llaman socios, pero que en realidad, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social existe una subordinación entre las plataformas y sus socios, es decir una relación laboral, y por lo tanto está tiene que ser regulada y está en la mira de la nueva Reform Laboral.

Uno de los primeros elementos es establecer la flexibilidad de los horarios laborales en los contratos, donde ambas partes se obligan a una disposición del tiempo para trabajar. Esto es, elegir los días y horas para conectarse, además el planteamiento asegura que el trabajador puede optar por ser socio de más de una plataforma, así como asegurar los derechos laborales como trabajadores.

No obstante, hay que anotar, que quienes trabajan con plataformas digitales, aún con lo beneficiados que puede resultar este amparo legislativo, ante la actitud de estas empresas a no otorgar derechos laborales aún cuando existe la subordinación, se entra en una contradicción interesante, ya que justo lo que más aprecian los que han optado por este tipo de ingreso.

Quienes utilizan estas aplicaciones lo hacen por distintas razones: para algunos es un ingreso extra, para otros es todo el ingreso, para otros más es un negocio donde una persona tiene automóviles o motocicletas, y los da a trabajar a terceros a quienes les descuentan la cuota semanal, lo que hace suponer que está regulación no será sencilla y es posible que le quede a deber a este sector, que aún trabajando en la formalidad, porque vaya que pagan impuestos quienes trabajan con estas plataformas, aprecian la libertad de tiempo y espacio que estas aplicaciones dan como opción laboral o fuente de ingresos.

La libertad del tiempo

Una encuesta que firma Quadrant Strategies, advierte que nueve de cada 10 conductores y repartidores por aplicaciones asegura que prefiere “controlar su propio horario, incluso sin beneficios, a tener un horario fijo con más beneficios”. Si está es la realidad, no se debería estar pensando mejor en un esquema de seguridad social para este sector, como ya lo tienen los trabajadores del hogar o los periodistas independientes.

Es importante no perder de vista que muchas personas vieron en la plataformas digitales la oportunidad de ingreso que el mercado laboral no ofrece, vieron en las plataformas el pago de una renta, más no la de tener un patrón, vieron en las plataformas trabajar el tiempo que quisieran y ganar lo que se pudiera, y en los horarios que quisieran. Realidad que a veces quienes hacen uso de estos sistemas al sufrir un accidente la o tener un incidente con un cliente desaparecen, y se busca que estas empresas los ayuden a resarcir el daño, y es tal vez donde hay que poner el acento en la reforma.

Nos estamos enfrentando a unos tiempos donde el Estado se encuentra rebasado para entender las nuevas dinámicas de empleo, y seguridad social, y aún cuando las vislumbra, sigue siendo muy complejo asistir a las dinámicas de un mercado laboral estancado y de bajos salarios, y donde los emprendimientos totales o parciales son los que realmente salvan las economías familiares de miles de hogares en nuestro país.

No obstante, tampoco hay que alejar el foco, que esta legislación también puede atender a los intereses empresariales, porque sí se regulan los horarios flexibles, es justo quitarles esa propiedad, y obligar al conductor o repartidor a cumplirlos, aunque él mismo los haya escogido es deja de tener la libertad que buscó de manejar de su tiempo e ingresos.

Finalmente, habrá que esperar el resultado de este capítulo en a reforma, la que se estima compleja y tardía, si pensamos que las aplicaciones tienen funcionando en este país y dando de qué hablar desde hace una década y que estas aplicaciones dan ingresos a cerca de medio millón de personas, según datos del INEGI.

ENLACES RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si requiere utilizar nuestro contenido, solicite autorización a través de nuestro link de Contacto.