Sobre viento y marea, otro rostro del bello Progreso

El mes de julio será inolvidable para el Colectivo Barco de papel, pues comienzan a fincarse los basamentos sobre los que se construye un proyecto único y el primero en su especie en presentarse en el puerto de Progreso, y además, con escritoras y escritores originarios de este pedacito de Yucatán, que tan significativo es para quienes han nacido en el estado, pero sin duda también para muchas otras personas que le tienen en un lugar importante de sus afectos.

Barco de papel fue fundado por Marina Centeno a finales del 2018, quien ha sembrado en sus participantes la pasión y el compromiso por las letras. A partir del gusto por la escritura y la entrega a ésta, este colectivo ha visto florecer su afición más allá de un mero pasatiempo.

Durante varios meses han estado reuniéndose para compartir entre todas y todos los que forman parte del grupo, los escritos que cada un@ lleva a cabo, con su personal estilo, con libertad creativa y con la confianza de que serán escuchados lejos de la sentencia o el juicio, ya sea por el tema, o por el estilo elegido; la solidaria y atenta escucha es una de las características más importantes de este conjunto, la subjetividad es bienvenida y valorada, sabiendo que cada escritora y escritor que forma parte de Barco de papel es un creador(a) en libertad.

Foto: Mauricio Ríos

Quien buen Norte tiene, seguro va y seguro viene

La proa sigue nobles navegaciones, buscando que su ancla sea el génesis de una serie de encuentros muy afortunados para quienes encuentran en el arte de escribir un sentido.

La capitana de este barco, Marina Centeno, es escritora, profesora, dibujante y fotógrafa. Su alma de artista y su inquietud por compartir, así como su espíritu docente encuentran eco en cada integrante de esta comunidad. Cada exitoso navío cuenta con una flota talentosa y en Barco de Papel no es la excepción, pues Marina se encuentra acompañada de muchas y muchos talentos más como es el caso de Manuel Gamboa y Carlos Pacheco.

Plumas incendiarias, brillantes, hilarantes, cósmicas, soñadoras, punzantes, amorosas, funestas, pero sobre todo honestas, se develan en el papel que atesoran las manos de quienes crean poesía o narrativa que busque conectar con un auditorio.

Esa conexión es la que están buscando algunos de sus miembros más comprometidos, por ello ha surgido la propuesta de Ryan Rourke de llevar a cabo a finales de este 2023 un proyecto muy especial que amalgama la palabra escrita, con el lenguaje audiovisual.

Amante del cine y de la literatura, este joven y talentoso escritor, lleva la antorcha líder que busca crear un encuentro hecho por talento de Progreso, para compartirse en el puerto, y exponer la calidad literaria y fílmica que se puede encontrar en este rincón yucateco de suaves atardeceres, tibias aguas y noches apacibles.

El arte más allá del centro

El encuentro de este martes 11 de julio, nos permitió conocer la fuerza y elocuencia, de Wences, Sergio, Sara, Leonel, Elvia, Jaqueline, Elena, Mauricio y por supuesto de Ryan quién abraza con enorme compromiso y seguridad el proyecto del que muy pronto tendremos noticias y al que auguramos mucho éxito, pues deseamos que Progreso tenga la mirada necesaria para poner en la lupa el talento de este puerto, que es mucho y poderoso, pero que requiere con urgencia de apoyos constantes y redes de difusión que fortalezcan el arte más allá del centro del estado. Progreso, a tan sólo 35 minutos del centro de la capital, tiene otras opciones además de su encanto turístico, su oferta gastronómica, sus divertidas noches y es un deleite descubrirlo y un orgullo para quienes vemos en Progreso una inspiración y un encuentro siempre fascinante.

El colectivo Barco de papel se reúne en algunas ocasiones en el Café Casa Vieja, en el centro de Progreso, un espacio con una excelente oferta culinaria y con una inmejorable atención y pueden seguir el proyecto que gestiona Ryan Rourke a través de la cuenta de Facebook: Bucle Films.

El gato y el hombre

Tengo sed de tu voz

en el desierto de silencio

tengo los pies sumergidos

en la lluvia de anoche

Estoy dibujando peces Invisibles

en las ondas del agua

Un gato se ha acercado

a remojar sus bigotes en mi tristeza

Está herido y sediento

pienso en este mundo

¿Quién no lo está?

me mira y lo miro

Frente a frente

el gato de las siete vidas

el hombre de las mil muertes

Ambos sedientos

ambos heridos

nos miramos callados

confidentes

ausentes

taciturnos

Mis lágrimas

caen

caen

y

caen

Mi felino amigo

acaricia el agua con la lengua

siento que me diluyó

que mi ser se hace líquido

que me vuelvo río

desbordándome en caudales

de agua verde

de agua que hace madurar

manglares

de agua eterna que nunca

termina de desbordarse

y ahora miro al gato

dentro del agua

Y ahora es el agua

quien me mira dentro del gato

Ahora soy yo el que se mira

desde adentro de los ojos felinos

y él se mira adentro

de unos ojos humanos

Nos quedamos callados

yo me retiro moviendo la cola

sacando mis bigotes del agua

Ahora yo tengo siete vidas

y una pata rota y él tiene mil muertes

y una mujer clavada en el pecho.

Ryan Rourke – Rara Avis (2020)

Ryan Rourke / Foto Mauricio Ríos

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *