Si trabajas de pie, tienes derecho a exigir una silla

5 de enero de 2024 , , ,

Son las siete de la noche, época navideña y Jessica no ha sabido lo que es un respiro como cajera de un supermercado, lleva 5 horas sin tomar descanso y las piernas le gritan “ya siéntate por favor” en su rostro se ve la fatiga y el tedio, lo que hace que se equivoque en el registro y cobro de los productos, y esto implica pérdidas para la tienda y descuentos en su salario, lo que se podría atenuar si tan sólo le dieran una silla, lo cual ya se estipula en la Ley Federal del Trabajo, la que se conoce también como la Ley Silla.

Esta reforma tiene como objetivo principal fomentar una cultura laboral que valore el equilibrio entre la productividad y el bienestar de los trabajadores. Al reconocer el derecho al descanso y al permitir que los empleados tengan la oportunidad de sentarse durante ciertos periodos en su jornada laboral, se promueve un ambiente laboral más saludable, donde se previenen problemas asociados con la fatiga, el estrés y los trastornos musculoesqueléticos.

Lyz Escalante, El Economista

Regular esta situación no sólo fue un atino al humanizar el trabajo, además contribuye significativamente a la salud de los empleados, ya que evita males como bipedestación prolongada, la cual puede causar problemas en las venas de los pies y las piernas dificultando el retorno de la sangre al corazón, además que se hinchan y producen las varices que nos pueden llevar a una sala de operaciones.

Por la Ley Silla los empleadores están en principio obligados a:

  • Proveer el número suficiente de asientos o sillas con respaldo a disposición de todas las personas trabajadoras en los sectores de servicios y comercio, para la ejecución de sus funciones o para su descanso periódico durante la jornada laboral.
  • Prohíbe obligar a las personas a permanecer de pie durante la totalidad de la jornada laboral y prohibirles tomar asiento periódicamente durante su jornada laboral.

Otros padecimientos que se generan por trabajar de pie y sin descanso son:

  • Fatiga física: Estar de pie durante largos períodos sin descanso puede causar fatiga muscular, especialmente en piernas, espalda y pies. Esto puede dar lugar a dolores musculares, incomodidad e incluso problemas de postura si no se corrige a tiempo.
  • Síntomas musculoesqueléticos: El mantener una postura estática durante mucho tiempo puede aumentar el riesgo de problemas musculoesqueléticos, como dolor lumbar, rigidez en el cuello, hombros tensos y problemas en las articulaciones.
  • Aumento del estrés: La incapacidad de descansar adecuadamente durante la jornada laboral puede generar estrés físico y mental. El estrés crónico está relacionado con una serie de problemas de salud, incluyendo trastornos del sueño, problemas cardiovasculares y ansiedad.
  • Fatiga mental: La fatiga física puede llevar a la fatiga mental. Estar constantemente activo sin un descanso adecuado puede disminuir la concentración, afectar la capacidad de tomar decisiones y aumentar el riesgo de cometer errores en el trabajo.
  • Problemas circulatorios: Permanecer de pie durante largos períodos puede afectar la circulación sanguínea, lo que puede provocar hinchazón en las piernas, venas varicosas e incluso problemas más graves, como coágulos sanguíneos.
  • Impacto en la productividad: A pesar de la creencia común de que trabajar largas horas sin descanso aumenta la productividad, estudios han demostrado que la fatiga y la falta de descanso pueden disminuir la eficiencia y la calidad del trabajo.
  • Problemas de salud a largo plazo: La exposición continua a jornadas laborales extensas sin descanso adecuado puede contribuir al desarrollo de problemas crónicos de salud como enfermedades cardíacas, problemas musculoesqueléticos crónicos y trastornos mentales como la depresión.

Es importante señalar que estos riesgos pueden variar según la duración del tiempo que se permanece de pie, la postura adoptada y otros factores individuales. Para mitigar estos riesgos, se recomienda tomar descansos regulares, realizar ejercicios de estiramiento, usar calzado adecuado, y ajustar la altura del escritorio para mantener una postura ergonómica. También se sugiere alternar entre estar de pie y sentado para evitar la fatiga y la tensión muscular.

Este avance legal, no es un asunto menor por el contrario es un tema que evita problemas de salud pública, y a la vez mejora la productividad de las organizaciones y evita el ausentismo por este tipo de males.

10% DE DESCUENTO
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
20% DE DESCUENTO
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
20% DE DESCUENTO
a miembros del
Club del Ciudadano Informado