ArtículosEconomíaEmprendedores

Emprender dentro de la empresa familiar es tarea de las nuevas generaciones

Pareciera que cuando una empresa se consolida en el mercado el tema será entonces mantenerse y si se puede, crecer a partir de lo que ya se tiene; que mejor, pero esto es lo que seguramente la llevará a la quiebra, por ello siempre tiene que haber un ajuste, sobre todo cuando la empresa parte de una familia, el diálogo intergeneracional es fundamental para propiciar los cambios cimentados entre la experiencia y la innovación, tal como pasa con la Consultoría To The Top Management and Education.

Karen Del Ángel Gómez es la nueva generación y emprende el área de educación dentro de la empresa establecida desde 2015 en Estados Unidos, y que desde el 2020 ofrece sus servicios en Mérida.

Nuestra experencia se encuentra en la consultoría de procesos en los sectores minero y energético, pero ahora hemos decidio abrir el área de educación con la finalidad de expandir el quehacer y los mercados a atender por la empresa.

Estamos buscando incidir en la capacitación de las empresas a partir de la definición de sus necesidades de formación, basada en un diagnóstico de sus procesos, de lo que se trata es de hacer capacitación a la medida, a partir de necesidades reales de productividad.

Es una tarea que ya veníamos haciendo, pero no habíamos creado un área para tal fin, y vemos en Yucatán una gran oportunidad para establecer el área, pues es un estado de crecimiento y urge adaptar al capital humano a los nuevos requerimientos laborales.

Cuando se forma a partir de procesos, nos comenta Karen, no es fácil, porque las empresas tienen resistencia a mezclar a los operativos con los mandos medios o altos, y al final no se logran los resultados de una acción formativa, pues sucede que se capacita para hacer una parte del proceso, pero no en su conjunto, y es entonces que las acciones de capacitación no dan los resultados esperados.

Pasa que los directivos, siempre te dicen que no tienen tiempo para capacitarse, y entran en gran desventaja al no hacerlo si el personal se encuentra en ese proceso, pues adquieren conocimientos nuevos que no pueden ser encausados desde la gerencia, pues el gerente o directivo, no tiene la capacidad de aprovechar lo nuevo que sabe su equipo por permanecer ajeno al proceso de formación.

Me ha dado cuenta a lo largo del tiempo, que el personal operativo es el que tiene ganas de aprender, mientras que los mandos medios y altos, ya no les parece relevante.

El punto entonces es hacer la formación atractiva, asertiva, participativa y orientada a resultados para todos. Ciertamente, no es tarea sencilla, pues se requiere de una gran sensibilización con dueños y directivos, pero sobre todo una gran dosis de voluntad.

Por el momento, Karen nos comenta que su consultoría ha sido subcontratada por otras empresas del mismo ramo en el estado, pero están buscando clientes propios, y aún cuando se reconoce la falta de capacitación, su resistencia a ella sigue siendo el principal obstáculo para tocar cada puerta.

El interés de esta nueva área es tocar el timbre en el sector educativo para mejorar sus procesos y llevarlos a la innovación que hoy exige la enseñanza.

Le preguntamos a Karen que tan complejo es innovar en su propia empresa sobre todo cuando conviven dos generaciones.

Es una aprendizaje constante entre mi padre y yo, cada cosa que se hace él aprueba, pero hemos trabajado bien porque él es flexible, abierto, dispuesto a experimentar, pero sobre todo a corregir y enseñar, eso es lo que nos ha permitido seguir adelante.   

Cuando las cosas se ponen aljidas, no hay nada que no se pueda resolver con un buen licor del 43.  

Karen cuenta con estudios en Derecho y Educación nos dice que las rutas para To The Top ya están trazadas y poco a poco se irá avanzando, porque el conocimiento y la innovación es lo que hace hoy por hoy a las empresas competitivas. 

ENLACES RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *