Consejos para conducir en la “Venecia Meridana”

La temporada de huracanes 2024, está mostrando la garra, Mérida se ha convertido en una Venecia no pedida, y los autos se han transformado en unas góndolas improvisadas, y como tales han sucumbido a la fuerza de del Dios Chaac (Dios maya de la lluvia).

Sin importar qué tan nuevo sea el auto, igual se quedó parado, o lo que es peor al llegar la aseguradora para asistir al conductor, el ajustador ha dicho, al ver el motor mojado, el auto es perdida total

Entonces, Vive Mérida dejamos unas recomendaciones por si la lluvia nos pilla y tenemos que movernos en el auto, habria que tomar en cuenta lo siguiente.

Antes que nada, hay que considerar que conducir un auto en calles inundadas puede ser peligroso y puede dañar seriamente el vehículo. Sin embargo, si es absolutamente necesario hacerlo, aquí algunos consejos para minimizar riesgos:

  1. Evaluar la profundidad del agua: No conducir si no se pude ver la profundidad del agua. Una regla general es evitar conducir si el agua supera la mitad de las llantas del vehículo.
  2. Reducir la velocidad: Conducir lentamente para evitar crear olas que puedan entrar en el motor o en otros componentes eléctricos del auto. Además, esto te ayudará a mantener el control del vehículo.
  3. Mantener una velocidad constante: Evitar detenerse en el agua, ya que arrancar desde una parada puede permitir que el agua entre en el escape. Hay que mantener una velocidad constante, pero lenta.
  4. Usar una marcha baja: Conducir en una velocidades bajas (primera o segunda) para mantener la potencia y el control del vehículo. Si el auto es automático, ponerlo en una marcha baja.
  5. Evita frenar abruptamente: Utilizar los frenos con suavidad para evitar que el auto se detenga de golpe y para mantener el control.
  6. Seguir el camino de vehículos más grandes: Si es posible, sigugir el camino de camiones o camionetas que ya hayan pasado por la inundación, ya que el agua puede ser menos profunda en su estela.
  7. Probar los frenos después de cruzar el agua: Al salir del área inundada, probar los frenos con suavidad para asegurarse de que siguen funcionando correctamente.
  8. Apagar el aire acondicionado: Puede evitar que se succione agua en el sistema del motor.
  9. Mantener el motor en marcha: Si hay que detenerte, mantener el motor en marcha y acelerar ligeramente para evitar que el agua entre en el escape.
  10. Revisar el vehículo después de pasar por el agua: Después de cruzar una zona inundada, revisar el auto para detectar posibles daños, especialmente en los frenos y el sistema eléctrico.
Foto: Ricardo Hernández Soto

Recuerda que siempre es mejor evitar conducir en condiciones peligrosas. Si la inundación es severa, considera hay que esperar a que baje el nivel del agua o buscar una ruta alternativa. En el caso de las motos y las bicicletas, definitivamente lo mejor es ni intentarlo.

ENLACES RELACIONADOS

10% de descuento a miembros del
Club del Ciudadano Informado
10% de descuento a miembros del
Club del Ciudadano Informado
10% de descuento a miembros del
Club del Ciudadano Informado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *