ArtículosPuerta Cívica

Con desayunos y estudios Asociación Civil da luz y esperanza en San José Tecoh

Aunque San José Tecoh es considerado como una de las zonas más peligrosas en Mérida,  la maestra Teresa Solís Palma “Teresita”, como es conocida en el rumbo, quiso llevar una luz de esperanza para las familias que viven en precariedad y marginación, por lo que hace más de 12 años fundó el desayunador “A Puertas abiertas” y desde hace cinco “El Centro de Estudios de Alto Rendimiento (CREA)” esto para que los niños puedan alimentarse y estudiar, y con eso crear un mejor futuro para ellos.

“Cuando mencionas San José Tecoh, todos dicen allá hay delincuencia, matan, son drogadictos, pero cuando vienes y te das cuenta de las carencias tan grandes que tienen los niños, las familias te parte el corazón, es por eso que nosotros empezamos con esto, en el desayunador “ -A puertas abiertas- damos despensas, servicio médico, medicinas, y desde hace seis años comenzamos con un reto: dar cenas navideñas, ya que muchas veces cuando les dan aguinaldo los papas se lo toman o se drogan y no llega comida, en este último año logramos dar 60 cenas y 60 despensas, por lo que el siguiente paso fue crear una escuelita”

Una escuela no tradicional

Solís Palma, dio vida a Centro de estudios de Alto Rendimiento (CEAR), una escuela no tradicional,  del tipo escuela en casa (tipo Homeschooling)  la cual esta apegada al programa del Instituto de Educación Para Adultos Mayores (IEAEY) conforme el Modelo Educativo para la Vida y Trabajo (Mevyt) 10/14 este programa de estudios diseñado para niños en situaciones de riesgo, por la pobreza, alcoholismo, drogadicción y violencia familiar, en la que viven.

Mtra. Teresita / Foto Cindy Sosa

La Escuela para Padres

 “ La colonia está catalogada como la más peligrosa de la ciudad, entonces al ver que habían niños que no los mandaban a la escuela, hicimos una investigación y nos dimos cuenta que los del problema son los papás, los cuales no ven la importancia que tiene que sus hijos estudien, se preparen, aprendan y desarrollen sus talentos y destrezas, así nació el deseo de hacer algo y comenzamos esta hermosa aventura que hoy da su primer fruto, nuestra primera generación de niños que termina con nosotros su Educación Primaria, el primer escalón de muchos, el comienzo del cambio, nuestra visión y objetivo es realizar un cambio en cada familia a través del trabajo que hacemos con los niños, les enseñamos valores éticos y morales basados en que cada padre tiene como obligación para con la Escuela y sus hijos acudir a «Escuela para Padres», en donde también les enseñamos valores y el desarrollo de los mismos”

Escuela para padres / Foto Cindy Sosa

La maestra Teresita, enfatizó que, muchas veces los niños llegan de situaciones difícil, desde maltrato psicológico, físico y emocional, directa o indirectamente, siendo este lugar el único refugio donde se sienten a salvo y amados.

“Aquí además de las materias curriculares como español o matemáticas, les enseñamos los buenos valores, pero sobre todo que, cada uno de ellos es valioso, único y maravilloso, muchos llegan siendo groseros, rebeldes y altaneros, pero eso lo aprenden en sus casas, por lo que enseñamos a que es el respeto y como debe dar y recibir el mismo, a veces cuando llegan del fin de semana y tuvieron un retroceso, siendo agresivos o alterados, les hablamos, oramos y después les preguntamos qué es lo que les pasa, y hemos escuchado historias como – es que mi papa se quiso ahorcar y mi mama y yo lo vimos y lo bajamos, o hubieron peleas en mi casa mi papá le pegó a mi mamá y se fue- y lo que hacemos es que ellos vean que pueden tener una mejor vida que la que tienen ahora, que estudiando y queriendo superarse van a poder romper la cadena y sobre salir porque son niños bien inteligentes” explicó.

Solís Palma, comentó que ella ha llegado niñas con problemas de abuso, jovencitas embarazadas y niños en situación de vandalismo, sin embargo, afirmó que, a cada uno de ellos les ha tendido la mano, porque no se trata de ver las equivocaciones que han tenido, sino de cómo salir adelante.

“Una vez me toco una pequeña de diez años a la cual su tío la tocaba y no podía contárselo a su madre, lo que hice es hablar con su mamá y decirle que tiene que hacer que ella se lo cuente y que le tenga confianza, ya que si eso no sucedía tendría que hablar a las autoridades y gracias a Dios, el violentador se marchó de su casa gracias a el lazo que se hizo entre madre e hija y el resto de la familia, otra muchachita de 11 años estaba embarazada de un jovencito de 12 años, y no vemos que lo malo, si no tratamos de darles ayuda, aquí se dan pláticas a los padres de sexualidad a los que van creciendo que nadie tiene porque tocarlos y que su cuerpo es un templo que deben cuidar a toda costa” dijo.

Como siguiente paso, la maestra señaló que, quiere hacer una farmacia para las personas que no pueden comprar sus medicamentos, afirmando que, nueve de cada diez después de consultar le lleva su receta para ser surtida.

“Mi familia me apoya mucho, uno de mis hijos es abogado y el ayuda a todos los que vienen con sus problemas legales, a madres con pensiones, a los niños que se meten en problemas y demás, el otro es psicopedagogo y el me asesora en como tratar a los niños, como acentuar sus virtudes y guiar algún tipo de problema que tengan y enseñarlos de forma individual porque cada uno es especial y único y mi nuera es médico, y nos ayuda con consultas, nutrición, viene los pesa, los revisa, por lo que queremos hacer un consultorio y su farmacia, donde los medicamentos se vendan baratos y al alcance, no decimos que se los regalamos porque hemos visto que regalarlo no es la guía pero si hacerlos accesibles para que tengan una mejor vida” comentó.

Para eso, ha pedido a las autoridades la donación de un terreno para poder hacer una comunidad de ayuda, donde estén integrado salones de primaria, secundaria, comedor, consultorio y farmacia.

“Veo que regalan terrenos aquí y allá y estos niños lo necesitan, no queremos nada más que un pedazo de tierra, pero no confió en los políticos, en una ocasión nos faltaban juguetes para una navidad y pedí ayuda a un candidato del PRI y estaba contenta por los regalos que llevo pero al abrir la bolsa me di cuenta que estaban llenos de moho y rotos, ninguno bueno y me dio mucha tristeza que solo posaron para la foto y se fue, quiero gente que realmente le importen los niños, yo no gano nada e incluso sale mucho de mis bolsas y de las personas que apadrinan a un niño y les envían para comida y ropita sin esperar los reflectores” detalló.

Contó que se ha logrado con sus propios méritos hacer cuatro casitas pequeñas para las personas que no tenían hogar.

“Ellos tenían un pequeño espacio, pero sus casas eran de láminas, palos o tela, me toco ver una embarazada bajo la lluvia porque su casa estaba inclinada y llena de lodo y me sentí con el deber de ayudarla y mi familia me apoya y esperamos poder construir más con la ayuda de Dios, me gusta hacer la diferencia y si ahora lo cuento es porque podemos ayudar más, no se trata de hablar lo bueno que hago, sino lo mucho que necesitan los niños y las familias” finalizó.

ENLACES RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *