¿Cómo viven las infancias en Yucatán?

La forma en que viven las infancias puede comunicarnos mucho sobre un lugar y, aunque Yucatán es catalogado como uno de los estados más seguros del país, aún tiene muchos retos por mejorar la situación de las niñas y niños que lo habitan.

La iniciativa ciudadana Pacto por la Primera Infancia sostiene que desde los 0 hasta los seis años (la primera infancia), es cuando se desarrolla el 90 por ciento del cerebro, por lo que es imprescindible garantizas que tengan un adecuado crecimiento.

Esto, significa que, en esa etapa, se adquieren capacidades físicas, intelectuales y emocionales que determinan el bienestar, salud, felicidad y éxito a lo largo de la vida. Asegurar que este desarrollo ocurra de forma adecuada, precisa de que se cumplan todos los derechos en la primera infancia.

La organización, resalta que invertir en el desarrollo integral de la primera infancia contribuye a incrementar la escolaridad y aumenta 23 por ciento las probabilidades de la asistencia a la universidad, disminuye la participación en actividades delictivas, aumenta entre 25 y 50 por ciento los salarios y mejora la salud.

Sin embargo, el panorama para Yucatán en la primera infancia requiere mejorar, pues hasta ahora, 45 por ciento de las niñas y niños viven en situación de pobreza, 77 mil 755 niñas y niños no tienen acceso a servicios de salud, 95 mil 872 menores a 3 años no tienen acceso a educación inicial, por mencionar algunas de las problemáticas actuales.

Aunado a esto, reportan que en la Península 5 de cada 10 (o bien, 49.3 por ciento) niñas  y niños menores de 5 años son disciplinados con métodos violentos.

Mejorar la calidad de vida de las personas, tendría que comenzar desde la infancia; a pesar de ello, en Yucatán, mil 282 menores a 1 año no tienen actas de nacimiento, situación que limita y obstruye sus derechos humanos.

Además, en la salud, también están experimentando limitaciones:  ⁠60 mil 922 menores a 5 años padecen anemia, ⁠36 mil 343 niñas y niños padecen desnutrición crónica y solo 2 de cada 10 menores cuentan con esquema completo de vacunación.

Por todo esto, el Pacto por la Infancia convocó a las candidaturas a la gubernatura a firmar un pacto con el cual se comprometen a darle prioridad a esta etapa de la vida, asegurando que si ganan cumplirán las 12 metas y 5 condiciones propuestas.

Entre las metas se encuentran disminuir a 40 por ciento la pobreza y a 9 por ciento la pobreza extrema en la primera infancia, reducir a 8 por ciento la desnutrición crónica, lograr que 90 por ciento de niñas y niños de 1 y 2 años reciban todas las vacunas que les corresponden, entre otras.

Todas y todos los candidatos a la gubernatura de Yucatán firmaron este pacto el pasado 6 de mayo, pero en caso de ganar, ¿realmente cumplirán? Esa es la duda y lo que realmente importa por el cuidado de la primera infancia y el impacto que esto tiene en la vida individual de cada ser humano, pero también por el impacto que implica para la sociedad.