Rabia en vísperas de Navidad

10 de diciembre de 2022 , ,

Venía caminando por el parque de mi casa cuando ví a dos perros comiendo unas croquetas regadas en el suelo, pase junto a ellos y me atacaron. Dos mordidas pequeñas pero profundas, me llevaron al centro de salud más cercano para buscar la vacuna de la rabia, en el aquel entonces aplicaban 14 en la espalda o en el área del vientre, era un 15 de diciembre, y los siguientes 15 días me agende una cita no pedida con esas 14 inyecciones, y lo primero que me dijo la enfermera que me inyecto: “por ningún motivo puedes dejar de venir a la aplicación porque te mueres, no hay cura posible si te da.” El mismo 24 y 25 de diciembre me llamaron a casa para que no faltara a mi dosis.


La palabra “rabia” deriva de la palabra “Rabhas” que en sánscrito significa agredir.

Es una enfermedad mortal y muy antigua, reportada desde el año 2300 a.C. en Babilonia.

La rabia es una Zoonosis, es decir, una enfermedad que se transmite de los animales al ser humano, producida por el virus de la rabia. Esta enfermedad mata a más de 59 mil personas al año; más del 95% de los casos ocurren en África y Asia, y la mayoría de los afectados son niños.

Cuando se presenta en zonas urbanas comúnmente es transmitida por perros o gatos, mientras que en zonas rurales la transmisión es por murciélago, zorrillo, coyote y mapache.

Actualmente en nuestro país, gracias a la campaña masiva de vacunación de perros y gatos, la mayoría de los casos son transmitidos por fauna silvestre, principalmente el murciélago.

¡La vacunación de todos los perros, incluidos los callejeros y vagabundos, evita la transmisión de la rabia al ser humano y la infección de otros perros!

¿Cómo ser un dueño responsable?

  • Evitando que se continúe la multiplicación indiscriminada de perros y gatos mediante la esterilización o su entrega voluntaria para sacrificio humanitario
  • Disponiendo adecuadamente de desperdicios de alimentos en sitios públicos para evitar la presencia de perros y gatos callejeros
  • Aplicando la vacuna antirrábica ¡Es Gratis!

¿Cada cuánto se aplica la vacuna antirrábica?

  • A partir del primer mes de nacido del perrito o gatito
  • Revacunar al cumplir los tres meses de edad
  • Cada año de por vida a partir de la fecha de su última aplicación

Cuando un animal, de pronto, se comporta de manera extraña (muy retraído o muy agresivo), empieza a querer comer cosas extrañas (como papel, madera o tierra), se muestra muy inquieto, se mueve de forma descoordinada, muestra miedo a la luz, tiene las pupilas muy grandes, presenta salivación excesiva o está tembloroso todo el tiempo; se debe sospechar de rabia y hay que acudir a un médico veterinario rápidamente.

El virus se transmite por la mordedura o arañazo profundo de un animal infectado, aunque también se puede dar si una herida previa entra en contacto con la saliva del animal enfermo.

¿Un humano con rabia puede contagiar a otro humano si lo muerde? Teóricamente Si, pero nunca se ha confirmado un caso así.

En los humanos esta enfermedad puede adoptar dos formas:

  • Rabia furiosa: los enfermos se muestran hiperactivos, tienen miedo al agua y miedo a las corrientes de aire. La muerte se produce a los pocos días.
  • Rabia paralítica: 3 de cada 10 casos humanos, su evolución es menos grave y más prolongada, los músculos se paralizan poco a poco empezando por los más cercanos a la herida, el paciente entra en coma y fallece.

¿Qué tan rápido se presenta la enfermedad? Dependiendo del sitio de infección y la cantidad de virus que entre en la herida, puede tardar desde una semana hasta un año en que se presenten los síntomas.

¿Qué hacer ante la mordedura o arañazo de un animal sospechoso de rabia?

  • Lavar la herida de inmediato durante al menos 15 minutos con agua y jabón
  • Buscar atención médica inmediata para de ser necesario aplicar el tratamiento para prevenir la enfermedad
  • Dar aviso de la agresión a los servicios veterinarios para encontrar el animal agresor y ponerlo en cuarentena para observación (si se trata de un gato o perro sano previamente) o someter a eutanasia al animal y analizarlo en un laboratorio

Actualmente existe la plataforma mundial “Unidos contra la Rabia” que busca lograr “cero muertes humanas por rabia para 2030”.

Datos curiosos:

  • En España surgieron los “saludadores” o “dadores de salud”, un modelo de curandero-hechicero dedicado a curar la rabia, y para hacerlo debía ser el séptimo hijo de una familia compuesta exclusivamente por varones, nacer en la noche de Navidad o de Viernes Santo y poseer una cruz en el paladar, con lo que su saliva se creía era terapéutica.
  • En Europa las personas mordidas por un perro sospechoso de rabia se suicidaban o eran sacrificadas por miedo a la rabia y cómo se transmitía y porque no había un tratamiento eficaz.
  • El 7 de julio de 1885 en un intento desesperado por salvar la vida de su hijo, los padres de Joseph Meister un niño de 9 años de edad que había sido mordido en manos, piernas y muslos por un perro rabioso, lo llevaron ante Louis Pasteur, quien había experimentado con animales para crear una vacuna contra la enfermedad. Así se inició la vacunación contra la rabia en humanos, ¡y el resultado fue exitoso!
  • La rata, ratón, conejo y hámster, entre otros roedores, no pueden infectar porque cuando contraen la enfermedad quedan paralizados y no son capaces de transmitirla.

Por último

Sí en estas fechas somos atacados por un perro en situación de calle, sin duda habrá que aplicarse la vacuna contra la rabia o llevar al lomito al centro antirrábico más cercano para que diagnostiquen la posibilidad, y si el resultado es negativo se salvarán de la vacuna, pero sino habrá que correr por ella.No importa si el pavo o los regalos están de por medio, ve y busca la vacuna, que ahora ya sólo son 5 dosis, si nunca se ha sido vacunado y 2 si se ha recibido la vacuna con anterioridad.

Con información de UNAM GLOBAL

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado