En un contexto global de cambio climático, encontrar soluciones para la supervivencia humana se hace vital, esto implica desarrollar tecnologías que permitan las producciones de plantas adaptadas a las altas temperaturas.

Con esto como base, el doctor Luis Carlos Rodríguez Zapata, investigador de la Unidad de Biotecnología del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), reconoció la necesidad de contar con plantas que sean tolerantes a las condiciones climáticas actuales.

Explicó que cuando las temperaturas y los días se modifican, las plantas reciben una o dos horas de condiciones diferentes a las habituales al día, ocasionando que la productividad de las plantas disminuya y escaseen ciertos frutos que son de importancia para las personas.

“De ahí vino el interés primero (en realizar esta investigación) y el segundo punto es que los que sufren más con estas pérdidas son los productores de escasos recursos o pequeños productores”.

Esta innovación tecnológica, dijo, les podría beneficiar para que los rendimientos de sus cultivos sean estables.

Dr. Luis Carlos Rodríguez Zapata

Aunque las plantas aún están en una fase experimental —avanzada— y necesitan continuar con estudios, a largo plazo esperan que justamente las y los pequeños productores sean quienes reciban su beneficio. “De una forme u otra les va a llegar, ya sea como regalo o a través de la gestión con el Gobierno”.

Sobre el proceso para lograr que las plantas toleren las altas temperaturas, abundó que fueron probadas con insertos de genes de la planta de papaya para dotarlas de esta resistencia en cuatro cultivos que tienen las condiciones de bioseguridad necesarias; “hasta ahorita se han estudiado a nivel invernaderos”, detalló.

Advirtió que alcanzar esto, será un proyecto a largo plazo, esperando un estimado de 5 años; pero eso sí, significaría que las plantas tolerarán temperaturas extremas de hasta 12 días con 40°C o hasta 30 días a 4°C.

El investigador apuntó que hasta ahora no ven ninguna consecuencia desfavorable en el desarrollo tecnológico, en contraste, las plantas de tabaco que intervinieron con los genes de la papaya, soportan estas altas temperaturas.

Esto se traduce en la utilización de menor cantidad de agua para las producciones, así como la disminución del uso de fertilizantes, señaló; “se puede replicar en cualquier planta, estamos empezando con tabaco, empezando experimentos también con tomate y papaya”.

“Esta tecnología, como cualquier otra, es una alternativa más y es para la sociedad”, finalizó.

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
10% de descuento a los miembros del
Club del Ciudadano Informado
2×1 en cursos a los miembros del
Club del Ciudadano Informado
10% de descuento a los miembros del
Club del Ciudadano Informado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *