Impulsan economía social entre las y los productores de chile habanero en Yucatán

Para impulsar la economía entre las y los productores de chile habanero en Yucatán, a través del fortalecimiento de su conocimiento y capacidades en sus sistemas de producción, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), la Universidad Tecnológica Regional del Sur (UTR), el Instituto Yucateco del Emprendedor (IYEM), el Ayuntamiento de Tekax y las y los chileros de Tixcuytún conformaron el Nodo de impulso a la economía social y solidaria – iik habanero (NODESS-iik habanero).

El M. C. Francisco Javier García Villalobos, Director de Gestión Tecnológica del CICY y Representante del Órgano Rector del PreNODESS iik habanero, detalló que esta alianza tiene como objetivo diseñar, fomentar, impulsar y generar acciones estratégicas necesarias para el desarrollo de las agrupaciones enfocadas en la producción de chile habanero, fundamentadas en la aplicación de principios y valores que promuevan la economía en favor de las personas.

Explicó que, como primeros resultados de esta alianza, se realizaron 50 acciones relacionadas a la seguridad alimentaria, donde destacan: capacitación en materia de diversificación de productos alternativos y derivados del chile habanero; difusión hacia el mercado objetivo sobre la economía social y solidaria; y vinculación con las Instituciones que desarrollan conocimiento, como son los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura.

Asimismo, el M. C. García Villalobos reveló que, como parte de estos primeros logros, los integrantes de la alianza diseñarán un proyecto para la generación de nano formulaciones, para que las y los productores puedan aplicar nutrientes encapsulados en sus cultivos de chile habanero y, de esta forma, incrementar su eficiencia y reducir la contaminación por el uso de fertilizantes convencionales.

Finalmente indicó que estos trabajos iniciaron en enero de este año, siendo la comisaría de Tixcuytun, Tekax, Yucatán, el punto de partida de los trabajos de la primera etapa del proyecto, realizando visitas de campo para conocer las necesidades de las y los productores de chile habanero; acompañamiento técnico para el dimensionamiento y planeación de instalaciones de riego fotovoltaico apropiado; capacitación en materia de manejo del cultivo y al control de plagas y enfermedades; desarrollo de prototipos (biopesticida); asesoría para la creación de opciones de productos para comercialización; y una actividad de cierre donde se compartieron experiencias y los principales logros obtenidos en los últimos seis meses, por parte de los integrantes de la alianza.

ENTRADAS RELACIONADAS

I