El cablerío tirado y trozado que dejan los proveedores de telefonía e Internet

La cantidad de cable que dejan trozado los que instalan telefonía o Internet debe detenerse ya, porque afecta el servicio, puede provocar accidentes, y contaminan visualmente.

Un cambio de casa, la renta de una, la falla en el servicio, el aprovechamiento de promociones, principales factores que hace que los consumidores de estos servicios los contraten o cancelen, y ahí vemos a las camionetas o autos compactos, rotulados y sin rotular, circular al interior de las colonias o fraccionamientos, con grandes rollos de cable, escaleras y al frente un instalador poniendo y cortando cables, pero dejando mal puestos los del servicio que se quita, dejando un cablerío en postes y escarpas.

El otro día le pedí a un instalador de la nueva compañía compañía que contrate que me quitara los cables de la empresa a la que le cancele el servicio, y su respuesta fue tajante: no nos podemos meter con los cables de otra compañía, pero si pueden trozarlos y dejarlos sueltos, le respondí. El sólo dijo: llame a la compañía y levante una queja.

Armando Pool, colonia Juan Pablo Mérida.

Estos cables penden de los postes de la Compañía Federal de Electricidad (CFE), cuya altura está dispuesta por ellos mismos, la cual debe ser de 5.5 mts. No obstante, ni los de la propia compañía respetan sus propias reglas. Por su parte, los instaladores, quitan y ponen cables a diestra y siniestra, y al no haber una normatividad clara al respecto son los ciudadanos los que terminan arrastrando las consecuencias.

Mi hijo entró corriendo al parque y no se dio cuenta que había un cable amarrado a un ladrillo y se tropezó y se luxó su bracito. No entiendo porque dejan así los cables.

Mónica Rangel, colonia Montecarlo, Mérida

Este asunto ha dejado mella en los legisladores, de tal suerte que el año pasado la diputada Karina Barrón del PRI, presentó una iniciativa plantea cambios a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente para que se retire de manera inmediata “todo cable por el que se prestó algún tipo de servicio y que este, no subsista actualmente.”

¿Qué se puede hacer?

Es urgente empezar a tomar conciencia sobre este problema, el cual como ciudadanos podemos empezar a resolver de la siguiente manera:

  1. Pedir a la compañía que le cancelamos el servicio, que nos venga a quitar su instalación antes de que llegue la nueva.
  2. Si se renta una casa u oficina, y está ahí la instalación y es el mismo proveedor que se va contratar, cuestión de preguntar al arrendador, que quiten el cableado o reutilicen el mismo.
  3. Los arrendadores deberán asegurarse que sus inquilinos, antes de partir dejen finiquitado económicamente y retirado la infraestructura del servicio que tenían instalado. Bien lo podrían poner en una cláusula de su contrato de arrendamiento.

Dado que no hay normatividad clara, ni los contratos que se celebran en estas compañías no se hacen cargo sobre el cableado instalado que ya no se usa, sólo nos queda a los consumidores tomar medidas que mejoren esta situación, que ya es una plaga que crece y crece en los postes de luz, por la falta de una planeación urbana libre de tendido de cables exteriores, la expansión de las empresas de telecomunicaciones y la falta de una normatividad eficaz.

ENTRADAS RELACIONADAS

10% de descuentos en servicios
a miembros del
Club del Ciudadano Informado
Pase doble a los cursos
a miembros del
Club del Ciudadano Informado

50% de descuento en la primera cita
a miembros del
Club del Ciudadano Informado