Artículos

20 curiosidades de la Navidad

• Árboles, esferas de diferentes colores, luces intermitentes, ángeles y coronas de muérdago anuncian la llegada de la Navidad
• De ser una fiesta únicamente religiosa, ha cambiado y ha adquirido una vertiente social.

¿Qué tanto sabes de la Navidad? Para saber más, chécate estos 20 datos curiosos: 

  1. Aunque celebramos la Navidad el 25 de diciembre, no se sabe ni el día, ni el mes, ni el año exacto en el que nació Jesús.
  2. Según relata la historia, Papá Noel, también conocido como Santa Claus o San Nicolás, nació en un lugar de Asia Menor llamado Licia a finales del siglo III y más tarde, en la Edad Media, fue venerado en Occidente y Oriente.
  3. San Nicolás surgió en el siglo XIII en Holanda. Tenía barba de color blanco, vestidos de tipo eclesiástico, una bolsa donde guardar los regalos para los niños y montaba sobre un pequeño burro. En el siglo XVII los holandeses trasladaron a Norteamérica este curioso personaje con el nombre de Sinterklaas, que posteriormente derivó a Santa Claus.
  4. Aunque existe cierta controversia, se dice que el traje rojo que viste en la actualidad Santa Claus se debe a un anuncio de 1930 de Coca Cola.
  5. Los colores de la Navidad tienen su significado: el rojo, la sangre de Cristo; el verde, la salvación, la vida y el renacimiento; y el dorado, la luz, la realeza y también la riqueza.
  6. La Estatua de la Libertad se considera el mayor regalo de Navidad del mundo. El 25 de diciembre de 1886 fue regalada por los franceses al pueblo estadounidense.
  7. En inglés Navidad se dice Christmas, vocablo que significa ‘misa de Cristo’.
  8. La Navidad es tan importante para el mundo cristiano que dos islas fueron bautizadas con su nombre, una en el océano Índico y otra en el Pacífico.
  9. El origen del árbol de Navidad, según los historiadores, está en las fiestas de los pueblos nórdicos por el nacimiento del Dios Rey, durante las cuales adornaban un árbol de hoja perenne.
  10.  La leyenda dice que el reformador Martín Lutero fue el primero en iluminar un árbol de Navidad con grandes velas.
  11.  Los árboles de Navidad como los conocemos hoy en día se hicieron populares durante el siglo XIX en Gran Bretaña. De ahí se propagaron por Europa y llegaron a América aproximadamente en el año 1820.
  12. El mayor exportador mundial de árboles de Navidad es la provincia de Nueva Escocia, en Canadá.
  13. En Río de Janeiro montan cada año el árbol de Navidad flotante más grande del mundo, que suele medir cerca de 70 metros.
  14. La forma redondeada de las coronas de muérdago representa la eternidad, ya que no tiene ni principio ni fin. También se dice que simboliza la corona de espinas de Cristo, mientras que las bayas rojas simbolizan la sangre que derramó en su pasión.
  15. Antiguamente se colocaban coronas en la puerta principal de las casas de las familias más importantes y denotaban poder y dignidad. Esta tradición tiene sus orígenes en los celtas, para quienes el muérdago era una planta mágica que protegía el hogar del mal exterior.
  16.  Una de las más hermosas historias verdaderas ocurridas en Navidad es la de la tregua navideña de la Primera Guerra Mundial, en la que combatientes británicos y alemanes enterraron a sus muertos y compartieron tabaco, alimentos y villancicos, e incluso jugaron un partido de futbol.
  17.  El origen de los nacimientos o belenes parece remontarse al siglo XIII. El que recreó san Francisco de Asís no tenía personajes, sino sólo animales. La leyenda dice que milagrosamente apareció un hermoso niño en el pesebre.
  18. En Cataluña, una de las figuras típicas del nacimiento o pesebre es un pastorcillo que está haciendo sus necesidades. Suele colocarse en un lugar escondido en el camino a la cueva.
  19. Los mercados navideños son una tradición en estas fechas. El más antiguo y grande de Europa es el de Núremberg, Alemania, y acoge cada año a miles de visitantes. Funciona desde 1570 y se llama Christkindlesmarkt.
  20. En muchos países latinos se celebra el día 6 de enero la festividad de los Reyes Magos. Aunque se los conoce como Melchor, Gaspar y Baltasar, el Evangelio de san Mateo, que es la única fuente bíblica que los menciona, se refiere a ellos como “unos magos procedentes de Oriente”, sin especificar sus nombres.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *